Home

He vivido tres años y medio dentro de un mamut, pero en ningún momento me creí aquello de “cuando llega el solsticio de verano, más vale tener cerca alguna llama de base acuosa”. En realidad no recuerdo la concatenación de estos hechos; por lo que sé, según unas anotaciones de mi alter ego en una servilleta negra, nos hallábamos en una tierra gobernada por póngidos. Como en aquella obra de teatro de primeros de siglo, todo parecía ser más liviano, es decir, las cosas tenían la consistencia de los viejos paraguas. Por ese motivo, entiendo la caótica sucesión de tanto despropósito, pero no me lo tengáis en cuenta; ya os avisé de que nadie había conseguido mezclar mercurio y sombras en un mismo recipiente. De hecho era un osario sudoroso; si le recorría la levadura ignota del futuro jamás pensaba en sostener más de un hatajo de lustros sobre su entrecuesto, y el relente de su mirada torva, siempre veteado de prisas, imitaba un crujir insoportablemente calcado al de su propia sordera. Cuando ella, la vetusta moradora del mar polvoriento, hacia alusión a la mazmorra o sus llagas inertes, todo temblaba como en un mal sueño de neonato. Para la desgracia de su zahorí, la noche cobraba un insoportable hedor a maíz huérfano. Sin saber cómo, se había adentrado en las entrañas purulentas de su propio ser de un modo calcado a cuando, de niño, abatía a los cuervos arrojándoles nueces áureas y la sal más sometida al óxido. En una ocasión lo halló; aproximadamente una recia albanega conquistada por las larvas, y de hito en hito, miles de misivas a un satélite pobre en brillos. A la medianoche de cada mes, las huestes de serrín bogaban a través de algún viscoso afluente, como enajenados, en el surco de su ineptitud, y las escasas escamas aún blandían la osadía del fósforo. Igual que tras la sobredosis de sueño, cada arista cóncava bailoteaba sobre su pabilo y hacía de la danza una alegoría de la aniquilación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s